domingo, 14 de mayo de 2017

Ciudadano Kane (Citizen Kane)

Bloguero invitado: Jorge Gutiérrez Hidalgo
Nos encontramos ante la que es para muchos “la mejor película de la historia” y, sin duda, no le falta motivos para serlo. Aunque personalmente, dentro de las películas que suelen ser consideradas para tal hazaña, yo me quedo con "El Padrino",de Francis Ford Coppola.
Acabo de terminar de verla escasos minutos antes de comenzar a elaborar esta entrada y realmente parece que no pasen los años por ella; la escenografía, el guion, las interpretaciones de los actores,… nada tiene que envidiar a los últimos lanzamientos “blockbusters”. Su producción supuso un enorme desembolso para la ya extinta RKO, y formaba parte de un contrato por tres películas que la productora había firmado con Orson Welles tras el enorme éxito de su narración de La guerra de los mundos, de las cuales solo llegó a materializarse esta.
Centrándonos en el actor y director del film, George Orson Welles, fue sin duda un genio del cine, y empleó en este film una serie de técnicas y planos que sentarían un estándar en películas posteriores. Ciudadano Kane fue su última película en los Estados Unidos, antes de verse obligado a trasladarse a Europa como consecuencia de la persecución que sufrió durante el macarthismo acusado de ser comunista. Por suerte, más tarde volvería para rodar otra de sus magníficas obras, protagonizada de nuevo por él: Sed de mal.
En cuanto a la película, cuenta con una notable banda sonora, algo extraño para la época, y unas sólidas interpretaciones; mención especial merece la de Orson Welles como el señor Kane. La cinta narra el ascenso y la decadencia de Charles Foster Kane, quien nació en el seno de una familia que de la noche a la mañana adquiere una enorme riqueza y a él le envían a formarse lejos de su pequeña casa natal. Podemos observar en la obra cómo el señor Kane, a partir de la fortuna de su familia, logra crear un enorme imperio mediático (más por capricho que por devoción) controlando numerosos periódicos por todo Estados Unidos e incluso posteriormente, trata de hacer sus pinitos en la política. Sin embargo, también se nos muestra al joven, y posteriormente no tan joven, Kane como alguien sumamente ambicioso, egocéntrico y al que le gusta tenerlo todo bajo control. La película culmina con una reflexión que se refleja a lo largo de toda la cinta y es: el dinero no da la felicidad. El señor Kane a pesar de su glamurosa y ostentosa vida nunca ha conseguido ser plenamente feliz y, de algún modo siempre se ha sentido tremendamente solo e incomprendido.
A modo de curiosidad, añadir que el estreno de la película estuvo salpicado de mucha controversia ya que se decía que estaba basada en la vida del magnate de la prensa William Randolph Hearst, cuya vida comparte muchas similitudes con la del señor Kane. A consecuencia de esto, se vio afectada por el boicot que le realizaron los periódicos y revistas de Hearst. Sin embargo, esto no impidió que se llevase el Óscar al mejor guión original en 1942.
La cita: “Creo que ninguna palabra basta para explicar la vida de un hombre”
FICHA (Filmaffinity)
Título original: Citizen Kane
Año: 1941
Duración: 119 min.
País: Estados Unidos
Director: Orson Welles
Guion: Orson Welles, Herman J. Mankiewicz
Música: Bernard Herrmann
Fotografía: Gregg Toland (B&W)
Reparto: Orson Welles, Joseph Cotten, Everett Sloane, George Coulouris, Dorothy Comingore, Ray Collins, Agnes Moorehead, Paul Stewart, Ruth Warrick, Erskine Sanford, William Alland, Alan Ladd
Productora: RKO / Mercury Theatre Productions
Género: Drama | Periodismo. Película de culto
Sinopsis: Un importante magnate estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, muere en Xanadú, su fabuloso castillo de estilo oriental. La última palabra que pronuncia antes de expirar, ”Rosebud”, cuyo significado es un enigma, despierta una enorme curiosidad tanto en la prensa como entre la población. Así las cosas, un grupo de periodistas emprende una investigación para desentrañar el misterio.
TRÁILER

lunes, 27 de febrero de 2017

El lobo de Wall Street

Tras un período de pertinaz sequía, volvemos con un comentario de una de las películas más importantes de las ambientadas en el mundo de los negocios: el lobo de Wall Street.
Vaya por delante que el Excmo. Sr. Scorsese es uno de mis directores favoritos y, como también me pasa con el Excmo. Sr. Allen, me gustan en mayor o menor medida todas sus películas (incluso la Edad de la Inocencia, aunque solo sea por contar con mi idolatrada Michelle Pfeiffer).
Dicho esto, la cinta basada en la autobiografía de Jordan Belfort es un viaje de sexo, droga y dinero, una muestra patológica de ese concepto maquiavélico de "éxito" tan arraigado en los brokers de los 90, con un retrato más cercano al descenso a los infiernos de una estrella de rock. Un relato duro, reflejo de una forma de entender los negocios, un preludio que estableció los cimientos fangosos que motivaron una de las peores crisis de todos los tiempos, de la que aún no nos hemos recuperado del todo.
Película más que correcta que cuenta con una sólida historia escrita por Terence Winter (guionista de varios episodios de la maravillosa "Los Soprano"). Visualmente impecable, y no solo por Margot Robbie (famosa actualmente por su papel de Harley Quinn, lo único salvable de esa cosa llamada "Escuadrón Suicida"), el lobo de Wall Street es una cinta con momentos sublimes, como la comida con el gran Matthew McConaughey y casi todos los discursos motivacionales de DiCaprio, aunque no llega al nivel de "Uno de los Nuestros", ni siquiera al de "Casino".
A pesar de todo, una película imprescindible para conocer el sórdido mundo de los negocios.
Las citas (aplicables al mundo empresarial):
- "El juego consiste en pasar el dinero del bolsillo de tu cliente, a tu bolsillo y ya".
- "La cuestión es reunir al equipo apropiado y luego tu vida puede cambiar".
"Las personas exitosas están 100% convencidas de que son maestros de su propio destino, no son criaturas de la circunstancia, ellos crean las circunstancias. Si las circunstancias a su alrededor apestan, las cambian".
"Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no puedes lograrla".
"Nadie le impide tener libertad económica y nadie le impide ganar miles de millones. No se queden en casa o la vida de sus sueños pasará navegando de largo".
"No importa lo que te haya ocurrido en el pasado, no eres tu pasado, eres los recursos y las capacidades que hayas recogido de él. Y esa es la base para cualquier cambio".
"No importa quién sea; no importa de donde venga; usted también puede volverse económicamente independiente en cuestión de meses... solo necesita una estrategia".
"Si quieres ser rico, no te rindas nunca. La gente tiende a darse por vencida. Si tienes persistencia, saldrás adelante por encima de muchas personas. Más importante, aprenderás. Cuando hagas algo posiblemente fallarás, pero eso no es porque seas un fracaso, es porque no has aprendido lo suficiente. Hazlo distinto cada vez. Un día, lo harás correctamente".
"Ya sea que digas "Yo puedo" o "No puedo", tienes razón en ambos casos"
FICHA (filmaffinity)
Título original: The Wolf of Wall Street 
Año: 2013
Duración: 179 min.
País:Estados Unidos
Director: Martin Scorsese  
Guión: Terence Winter (Libro: Jordan Belfort)
Música: Howard Shore
Fotografía:Rodrigo Prieto
Reparto: Leonardo DiCaprio,  Jonah Hill,  Margot Robbie,  Kyle Chandler,  Cristin Milioti,  Rob Reiner,  Matthew McConaughey,  P. J. Byrne,  Jon Bernthal,  Jean Dujardin,  Kenneth Choi,  Henry Zebrowski,  Joanna Lumley,  Brian Sacca,  Jon Favreau,  Ethan Suplee,  Spike Jonze,  Katarina Cas,  Barry Rothbart,  Shea Whigham,  Thomas Middleditch
Productora: Paramount Pictures / Red Granite Pictures / Appian Way
Género: Comedia. Drama | Comedia negra. Biográfico. Bolsa & Negocios. Años 80. Años 90. Drogas 
Web oficial: http://www.thewolfofwallstreet.com
Sinopsis: Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio). A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de “El lobo de Wall Street”. Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante. Jordan y su manada de lobos consideraban que la discreción era una cualidad anticuada; nunca se conformaban con lo que tenían.
TRÁILER

lunes, 18 de noviembre de 2013

Armas de mujer


Quizás porque se avecina la fatídica fecha de mi cumpleaños pero, viniendo del trabajo por el puente (como si fuera el del río Hudson), un sentimiento de nostalgia se apoderó de mí al escuchar en la radio la épica "Let the River Run" de mi admirada Carly Simon, que ganó un Óscar en 1989 por este gran tema. 

Por ello, la entrada de hoy se la dedicaremos a "Armas de mujer", una curiosa traducción del título original "Working Girl". Pero dejaremos para otro día el tema de las traducciones españolas de los títulos de las películas cuando hagamos una entrada que tenemos pendiente del divertido libro de Alberto Ramos "That certain thing (Cómo se corta el jamón)".

Dejando a un lado las imposibles hombreras, los pelos cardados y, confesando que he preferido hacer el comentario sin revisionarla para hablar sin que el tiempo afecte mis comentarios, he de decir de entrada que, en su día, fue una película que me gustó.

En primer lugar, porque contaba con un sólido reparto; fue el primer (¿y mejor?) trabajo que recuerdo de Melanie Griffith, antes del "Antonio, te quiero una jartá", en el que compartía pantalla con nuestro idolatrado Indiana Solo "Harrison Ford" y la teniente Sigourney "Ripley" Weaver, doblemente nominada a los Óscar por esta película (que ganó Geena Davis por "El turista accidental") y por "Gorilas en la Niebla", en la categoría de mejor actriz principal (que ganó Jodie Foster por "Acusados"). En ella además se encontraban imprescindibles de la comedia como la siempre genial Joan Cusack.

En segundo, porque a la batuta estaba Mike Nichols, experimentadísimo director que está detrás de obras tan importantes como "¿Quién teme a Virginia Woolf?", "El graduado" (por la que ganó un Óscar en 1968), "Una jaula de grillos" o "Closer", por citar alguna de mis favoritas.

Y en tercero, porque me entretuvo (que visto con perspectiva y con el panorama actual es mucho más que suficiente). Una película que, de forma ligera, muestra los entresijos de la dirección de las grandes corporaciones, de los Yuppies de Wall Street, de sus feroces ambiciones y falta de escrúpulos, y del idílico sueño americano, con una moraleja (algo barata) de ascensos fulminantes a través del trabajo, el tesón y las buenas ideas.

A pesar de ello, comparto la opinión de los que afirman que, en su momento, estuvo algo sobrevalorada por la crítica; 6 nominaciones a los Óscar y 4 globos de oro para una comedia "ligerita" quizás fuera excesivo pero, en esto de los premios, cuenta tanto el (buen) trabajo tuyo como el (malo) de los demás; eso y lo puesto de copas que estén los miembros del jurado; para profundizar en este tema hemos creado la sección SPIN OFF 1). En cualquier caso no se le puede negar su reparto, su dirección, su banda sonora y su capacidad de entretener.

La cita: "Tengo una mente para las finanzas y un cuerpo para el pecado, ¿hay algo de malo en eso?" 

FICHA(Filmaffinity)

Título original: Working Girl
Año:1988
Duración: 120 min.
País: Estados Unidos
Director: Mike Nichols
Guión: Kevin Wade
Música: Carly Simon
Fotografía: Michael Ballhaus
Reparto: Harrison Ford, Sigourney Weaver, Melanie Griffith, Alec Baldwin, Joan Cusack, Caroline Aaron, Kevin Spacey, Philip Bosco, Olympia Dukakis, Oliver Platt, Nora Dunn, James Lally, Robert Easton, Amy Aquino, Jeffrey Nordling, Elizabeth Whitcraft, David Duchovny
Productora: 20th Century Fox
Género: Comedia dramática. 
Sinopsis: Tess (Melanie Griffith), una joven neoyorquina de origen humilde, acude todos los días a su oficina dispuesta a luchar con uñas y dientes para alcanzar y superar cuanto antes el nivel de sus jefes. Sin títulos académicos, formación profesional ni posición social, es una más de la treinta secretarias que trabajan en la empresa Petty Marsh, pero ella desea desesperadamente un empleo mejor.

Premios
1988: Oscar: Mejor canción. 6 nominaciones
1988: 4 Globos de Oro: mejor película comedia, actriz (Griffith), actriz sec. y canción
1988: Premios BAFTA: 3 nominaciones: actriz (Griffith), actriz sec. (Weaver) & bso


TRÁILER


domingo, 27 de octubre de 2013

SPIN OFF (CINE): AND THE OSCAR GOES TO... WHAT THE F...?

Estrenamos sección ya que, como reza la cabecera del blog, aprovecharemos para incluir entradas relacionadas con el mundo del cine y del marketing.

Aquí os dejo mi lista personal de los premios Óscar que, en mi humilde opinión, no se hubiesen concedido si no existieran los psicotrópicos, el Jack Daniel's o el mal gusto. Por orden ascendente de ignominia:

- Woody Allen ha sido apaleado en este sentido en varias ocasiones; quizás la más relevante cuando, en 1987, en las categorías de mejor película y mejor director, Platoon desbancó a Hannah y a todas sus hermanas; Oliver Stone siempre me ha gustado pero Platoon nunca llegó a convencerme. En 1990, con "Nacido el Cuatro de Julio", Stone volvió a arrebatar a Allen la estatuilla al mejor director, nominado por "Delitos y faltas".


Esto sí que es atletismo
- No es porque sea muy friki (que lo soy), pero en 1982 el Óscar a la mejor película deberían habérselo dado a la mejor cinta de aventura de todos los tiempos: "En busca del Arca Perdida" y no a "Carros de Fuego". La pompa académica suele ningunear a estas obras por considerarlas de consumo masivo o intelectualmente inferiores (el año siguiente se lo volvieron a hacer al Sr. Spielberg con E.T.). 
Eso sí, reconozco el efecto motivador de la banda sonora de Vangelis para los que hemos empezado todos los principios de curso a hacer deporte; pero, como diría Leo Harlem, "Has salido como el de Carros de Fuego y has vuelto como Manolo Escobar, sin el carro, solo con el fuego".
- Entiendo que es solo una opinión, pero personalmente creo que, en 1995, "Pulp Fiction" debió imponerse como mejor película a "Forrest Gump" por su guión (premio que sí consiguió en la categoría de "guión original"), montaje, reparto, dirección, banda sonora y, por qué no, hemoglobina. Hablaremos otro día de los "emplazamientos publicitarios" en los guiones de Tarantino y dedicaremos una entrada a esta obra maestra pero aquí os dejamos, de aperitivo, la impagable escena de "Royale con Queso".
- En 1990, Jessica Tandy ("Miss Daisy") le rob..., perdón, ganó el Óscar a la mejor actriz frente a Michelle Pfeiffer, sencillamente fabulosa en los "Los fabulosos Baker Boys". También eché en falta, al menos, sendas nominaciones para los hermanos Bridges (tanto Jeff como Beau) porque el papel de Daniel Day-Lewis en "Mi pie izquierdo" era carne de Óscar, sin menospreciar los trabajos de Robin Williams en "El club de los poetas muertos" o Kenneth Branagh en "Enrique V" (al que siempre recordaré por su película homenaje a Hitchcock "Morir todavía"). Al menos, siempre nos quedará "Makin' Whoopee".


- Y por último, y lo más ofensivo para el celuloide. En 1990, "Bailando con lobos" ganó el Óscar frente a "El Padrino III" y a ¡¡¡"Uno de los nuestros"!!!, una de las películas que me llevaría a una isla desierta, junto con "El Padrino II", con "Pulp Fiction" y, sí, lo confieso, aunque sea para las noches, con "Cuando Harry encontró a Sally"; eso si no tuviera la suerte de ir en una avión hasta la bandera de paquetes de FedEx, como Tom Hanks.

Otro día seguimos, que se me está abriendo la úlcera. Hay una extensa lista de películas que jamás debieron ganar el Óscar en sensacine


¿Cuál ha sido el galardón más asombroso para ti?

martes, 25 de junio de 2013

Super Size Me


Una película que, junto con otras como la magistral "Bowling for Columbine", introdujo el género documental en un mercado más global. Una entretenida propuesta de manos de Morgan Spurlock (premio Sundance en 2004 al mejor director en la categoría documental)que durante un mes, limitó su ingesta a productos de McDonald's y su actividad física a 5.000 pasos al día.

Este experimento sirve de fondo para reflexionar sobre los peligros de la "comida basura" y sobre las prácticas poco éticas del mundo empresarial en general y del sector de la alimentación en particular. Memorable la conversación que mantiene con John F. Banzhaf III, el mítico abogado estadounidense que ganó a las empresas tabaqueras, en la que habla de los informes secretos de una compañía tabaquera para la "introducción de la marca para actuación posterior en la vida", dirigida a niños.


FICHA (Filmaffinity)


Título original: Super Size Me
Año:2004
Duración:100 min.
País: Estados Unidos
Director: Morgan Spurlock
Guión: Morgan Spurlock
Música: Steve Horowitz
Fotografía: Scott Ambrozy
Reparto (Documentary):  Morgan Spurlock
Productora: Samuel Goldwyn Films / Roadside Attractions / Showtime Independent Films
Género: Documental | Sátira
Web Oficial: http://www.supersizeme.com.
Sinopsis: Curioso documental en el que Morgan Spurlock investiga en su propio cuerpo los efectos de la comida basura, comiendo sólo y únicamente en McDonald's, 3 veces al día durante todo un mes, y acudiendo posteriormente al médico para hacerse análisis y ver sus niveles de colesterol, aumento de peso, etc. Los resultados fueron sorprendentes.


  

TRÁILER


 

domingo, 14 de abril de 2013

Los últimos días de Lehman Brothers




Esta película es una más que interesante propuesta que, como su nombre indica, trata del fin de semana previo a la quiebra del infame banco, y a su declaración de bancarrota el 15 de septiembre de 2008 que, según algunos analistas, supuso el pistoletazo de salida de la actual crisis mundial, una chispa que prendió la mecha de unos barriles de dinamita mayores que los usados por Wile E. Coyote en su sempiterna persecución del correcaminos. 

Personalmente, me recuerda en su forma documental a la genial "In the loop" (en la que también interviene la BBC). Se trata de un film con un gran trabajo de documentación, con un sólido reparto encabezado por Corey Johnson y James Cromwell (al que siempre recordaremos por su interpretación del capitán Dudley en la imprescindible L.A. Confidential) y que nos ofrece algunos diálogos y escenas memorables, como la explicación de la crisis por la hermana del personaje de Zach, interpretado por Michael Landes. Muy recomendable para saber algo más, aunque en clave dramática, de la crisis que nos azota.

FICHA(Filmaffinity)


TÍTULO ORIGINAL: "The Last Days of Lehman Brothers"
AÑO: 2010
PAÍS: Reino Unido.
DIRECTOR: Michael Samuels
GUIÓN: Craig Warner
MÚSICA: Kevin Sargent
FOTOGRAFÍA: Ian Moss
REPARTO: Corey Johnson, James Cromwell, David Annen, James Bolam, Michael Brandon
PRODUCTORA: British Broadcasting Corporation (BBC)
GÉNERO: Drama
SINOPSIS: Dramatización de todo lo acontecido en las oficinas de la famosa compañía de inversión durante el fin de semana previo a su quiebra, la cual supuso el pistoletazo de salida de la actual crisis mundial.

  

TRÁILER



miércoles, 3 de abril de 2013

Cine & Marketing

CINEMArketing es una bitácora, creada en 2012, que pretende ser un punto de encuentro en el que se comparta información sobre películas de ficción, documentales y sobre cualquier tipo de material audiovisual relacionado con el mundo de los negocios, en general, y con el Marketing en particular. Por eso, necesitamos toda la colaboración posible para que se convierta en un proyecto vivo y en continuo desarrollo; esperamos que disfrutéis de su contenido.